09/06/2020 | Nacional

PRONUNCIAMIENTO PÚBLICO

Desde ADESPROC LIBERTAD y el Observatorio LGBT nos unimos a la manifestación pública en rechazo las declaraciones vertidas por el Presidente del Consejo Nacional Cristiano, Luis Aruquipa, quien en fecha 8 de junio en puertas del Palacio Consistorial de la ciudad de La Paz expresó con desagrado y odio su rechazo hacia la población con diversa orientación e identidad de género rechazando la puesta de la bandera del arco iris (símbolo de lucha para la población LGBTI) en dicho edificio

Cualquier declaración que incite al odio, exprese una clara discriminación y vulnere los Derechos Humanos de la población LGBTI+; es una flagrante violación a la normativa nacional que prohíbe y sanciona este tipo de actos. Es deber de las autoridades, y en particular, del Comité Nacional contra el Racismo y toda forma de Discriminación, hacer prevalecer la Ley Nº045 contra el Racismo y la Discriminación y su reglamento, que establecen explícitamente que la Discriminación por orientación sexual e identidad de género, así como la Difusión e Incitación a la Discriminación se constituyen en delitos y son susceptibles de las acciones penales correspondientes.

El Estado de Derecho, sólo se garantizará cuando las libertades personales, sobre todo de aquellos grupos históricamente vulnerables, sean garantizadas por las autoridades que asumen esta responsabilidad por la función pública, por lo que la omisión de una acción al respecto de este u otros casos similares, implica responsabilidad también para aquellos funcionarios encargados de asumir acciones para evitar y sancionar estos delitos.

Es por ello, que exhortamos a las autoridades pertinentes tomar las acciones necesarias para que líderes religiosos no promulguen discursos de odio que solo provocan desinformación y rechazo hacia a la población LGBTI.