01/08/2022 | Nacional

La Defensoría del Pueblo inicia el registro de la primera encuesta virtual para personas con diversa orientación sexual, expresión e identidad de género

Inicio al registro de la Primera Encuesta Virtual para Personas con Diversa Orientación Sexual, Expresión e Identidad de Género, que tiene la finalidad de reunir información sustantiva de la población LGBTIQ+

La Defensoría del Pueblo inicia el registro de la primera encuesta virtual para personas con diversa orientación sexual, expresión e identidad de género

La Defensoría del Pueblo dio inicio hoy al registro de la Primera Encuesta Virtual para Personas con Diversa Orientación Sexual, Expresión e Identidad de Género, que tiene la finalidad de reunir información sustantiva de la población LGBTIQ+, que permita al Estado boliviano implementar políticas, acciones y estrategias que garanticen su reconocimiento y protección en los ámbitos públicos y privados. 

Llena la Encuesta, clic aquí

“Queremos invitar a registrarse a aquella población que se autoidentifique como lesbianas, gays, bisexuales, hombres trans, mujeres trans, transgénero, transexual, población intersexual, no binaria y de otras orientaciones sexuales y/o identidades de género, que tenga 18 años de edad o más y que resida dentro del territorio nacional”, dijo la Defensora del Pueblo, Nadia Cruz, en el acto del inicio del registro de la primera encuesta LGBTIQ+, que se realizó en la oficina nacional en presencia de las organizaciones que aglutinan a esta población.

Argumentó que ésta es una de las poblaciones más segregadas y más dejadas atrás por el Estado boliviano, pues no les reconoce, al igual que al resto de ciudadanos, el ejercicio de todos sus derechos. También dijo que el Estado boliviano no cuenta con información estadística, como recomienda la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos y los “Principios de Yogyakarta +10”,  lo que le dificulta diseñar y ejecutar políticas públicas adecuadas a las necesidades de la población LGBTIQ+.

La Defensora informó que la encuesta estará abierta por tres meses, hasta el 31 de octubre. Dijo que el cuestionario digital estará disponible en el sitio web de la Defensoría del Pueblo, wwww.defensoria.gob.bo, durante las 24 horas del día, y que este sitio cuenta con todos los parámetros de seguridad para garantizar la no duplicidad de registros y la confidencialidad de la información.

Además, señaló que la Defensoría del Pueblo contará con 11 encuestadores nativos y 36 promotores distribuidos en los diferentes departamentos del país, y que también las oficinas defensoriales se constituirán en puntos fijos para el registro de personas que por diversas razones no puedan acceder a medios tecnológicos. Precisó que, de igual manera, estos puntos garantizarán la privacidad y confidencialidad de la información.

La autoridad defensorial puntualizó que el registró permitirá recolectar información sobre identidades, cuerpo, sexualidadvivienda, educación, salud, embarazo, familiasdiscapacidadautoidentificaciónde alguna nación o pueblo indígena originario campesino o afroboliviano, discriminación, violenciaparticipación, vocería,comunicación y empleo.

“Esperamos que los resultados puedan darnos datos sustantivos sobre la población LGBTIQ+, que nos permita implementar acciones, políticas y estrategias para garantizar el reconocimiento y protección en los diferentes ámbitos públicos y privados, además de identifcar las prácticas y experiencias de exclusión social, discriminación y violencia, así como algunas consecuencias que tienen en la vida”, enfatizó la autoridad defensorial.

Por su parte, una de las activistas de esta población y que se constituirá en una encuestadora nativa, Luna Humérez, también invitó “a todas, todos y todes a ser parte de esta nueva historia para encontrar resultados que con seguridad impactarán positivamente en la sociedad”.

La Defensora afirmó que esta encuesta virtual, además, de será útil para la población LGBTIQ+, “con seguridad será un instrumento eficaz para que el Estado desmonte la naturalización de la discriminación y violencia que se ha ejercido en contra de esta población, y para que podamos dejar de lado paradigmas morales e ideológicos y generar  política pública y norma legislativa, en el marco de los estándares internacionales de los derechos humanos”.