Noticias

Listado de noticias

La iniciativa de Hazte Oír para hablar del “supuesto daño” que crea la ‘ideología de género’ en los niños

La iniciativa de Hazte Oír para hablar del “supuesto daño” que crea la ‘ideología de género’ en los niños

La entidad ultraconservadora Hazte Oír ha pasado del ruido de las calles y los anuncios con polémicos y homófobos eslóganes colocados en el exterior de autobuses como denuncia contra el “adoctrinamiento de género imperante en la sociedad” a organizar simposios con invitados internacionales en la materia. El próximo 23 de febrero, la asociación celebrará un congreso en Madrid en el que una decena de conferenciantes tratarán de explicar por qué la ideología de género “causa sufrimiento y dolor en las personas” —especialmente en menores— y “a desvelar el mayor engaño de nuestra época”, según recoge un vídeo promocional que la asociación ha publicado en redes sociales. En un comunicado, el director de Campañas y portavoz de HazteOir.org señala que los testimonios de los ponentes ayudarán a descubrir “lo que hay detrás de los grupos LGTBI y los dogmas que estos quieren imponer”. Durante el desarrollo del congreso, el primero de estas características celebrado a escala mundial, se podrán escuchar historias personales, experiencias de médicos especializados en endocrinología pediátrica, abogados y sociólogos, entre otros. Una de las intervenciones corre a cargo de Walt Heyer, un extransexual que cambió de sexo a los 42 años para convertirse en mujer aunque se arrepintió ocho años más tarde, sometiéndose a cirugía nuevamente. “Las organizaciones LGTBI manipulan la mente de los niños para que cambien su sexo”. Durante su infancia, según él mismo argumenta, su abuela disfrutaba “vistiéndolo de niña” cuando se quedaban a solas. “Esta acción se repetía un par de veces al mes. Siempre me decía lo bien que me veía cuando era una chica y nunca cuando era un chico”, sostiene. La página web del evento, —cuya inscripción cuesta entre 80 y 95 euros— contiene más testimonios de cada uno de los intervinientes, todos ellos desde una perspectiva crítica con la manipulación que se da por parte de la sociedad al cuestionar la identidad sexual de los más pequeños. “La ideología transgénero afirma que las personas pueden nacer en un cuerpo equivocado. Esto, simplemente, no es posible”, argumenta Michelle Cretella, presidenta del Colegio Americano de Pediatras. El politólogo y periodista Agustín Laje va incluso más allá al asegurar que “dicha ideología es un conjunto de ideas anticientíficas con base política que solo busca desarraigar la sexualidad humana de su base natural”. En uno de sus libros, titulado El libro nuevo de la nueva izquierda, argumenta que “cierto feminismo está apoyando la causa pedófila”. Desde la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) que aglutina a más de 50 asociaciones, rechazan “hacer cualquier tipo de declaración al respecto” y argumentan “que lo único que se pretende con estos eventos es incitar a la provocación”. “Nosotros trabajamos en asuntos más importantes para la sociedad buscando respetar a todos los colectivos, como el de impulsar una ley estatal de igualdad LGTBI”, añaden desde el departamento de prensa. Esta reivindicación en forma de proposición de ley, que fue presentada a trámite en el Congreso de los Diputados en septiembre del año pasado siendo FELGTB su principal impulsora, se aprobó por amplia mayoría con la única abstención del Partido Popular. Sin embargo, el pasado lunes el PP presentó una enmienda a la totalidad que ha sido calificada por la federación como la mayor traición hacia el colectivo LGTBI por parte de los populares desde el recurso al Tribunal Constitucional sobre el matrimonio igualitario. Además de las campañas con mensajes transfóbicos llevadas a cabo por Hazte Oír en distintas ciudades del mundo con el autobús como protagonista, la plataforma conservadora ha promovido otras de sesgo polémico como seña de identidad: desde el reparto de guías homófobas en colegios de Castilla-La Mancha (llegó a distribuir 100.000 documentos), pasando por organizar vigilias en las entradas de clínicas abortivas hasta las recogidas de firmas, como en la que se exigía la retirada de anuncios que "exaltaban un modelo de familia diferente del tradicional". Fuente: http://observatoriolgbt.org.bo/index.php/noticia/detalle/cod_noticia/1325